cabecera

Rutas Senderismo

 

Ruta 1: PLAYA DE SAN JUAN DE LA CANAL - ARNÍA

 

 

san juan arnia

*Tiempo aproximado: 50 minutos

 

Esta ruta comienza junto al aparcamiento situado tras la playa. Comenzaremos a andar cogiendo el camino asfaltado que se abre a nuestra izquierda y que asciende por este mismo lado de la playa hasta su fin en una finca particular. Llegados a este punto veremos a nuestra izquierda un sendero que sigue toda la línea del acantilado y que nos llevará sin más hasta la playa de la Arnía. En total son unos 2,7 km de sendero del que disfrutaremos las maravillosas panorámicas sobre la playa y el mar Cantábrico, al tiempo que podremos ver en nuestro recorrido el tómbolo de Covachos y la diversidad de aves que habitan en los acantilados. El final de la caminata se corresponde con la llegada al aparcamiento de la Arnía que domina toda la playa.

 

 

 

 

Ruta 2: SAN JUAN DE LA CANAL - VIRGEN DEL MAR

 

sanjuan-lavirgendelmar.jpg

 

*Tiempo aproximado: 45 minutos

 

Comenzamos esta nueva ruta desde el parque situado en la margen derecha de la playa y punto de reunión de numerosos vigilantes ya que la zona ofrece un entorno de recreo acogedor con mesas de picnic a la vez que en sus alrededores podemos disfrutar de las bonitas vistas que dominan la playa. Siguiendo el sendero de piedras que bajan en dirección a la Canal tomaremos el puente de madera que la cruza y que nos lleva hasta la otra margen desde la que divisamos la ermita de San Juan de la Canal y el viejo molino hidráulico. Seguiremos luego sin problemas por el acantilado continuando por el sendero que nos llevará hasta el Rostrío. Otra alternativa es seguir la carrera vecinal que partiendo de unos metros antes de la entrada a la ermita de San Juan se continúa tras el cementerio y las urbanizaciones anejas para finalizar en el punto propuesto. Sin embargo esta nueva ruta tiene el inconveniente de privarnos de las bonitas vistas que sin duda disfrutaríamos si siguiéramos la propuesta inicial.

 

  

 

 

 

Ruta3: Av. JUAN DE HERRERA (juanto al molino) – ERMITA DE SAN MATEO (Paseo por Azoños y Maoño)

 

*Tiempo aproximado: 1hora y media

 

Al adentrarnos en Azoños el paisaje cambia bruscamente en contraste con la llanura litoral que ocupa la mayor parte del municipio. Junto al molino del Pimentón, donde iniciamos nuestro paseo, ya se nos aparece un nuevo paisaje y cada loma que ascendemos nos abre nuevos horizontes, vaguadas, casonas y estabulaciones. Las praderías siguen siendo las protagonistas de este nuevo escenario, aunque ahora aparecen recortadas por manchas boscosas de robles, avellanos y encinas que se refugian en pequeños cuetos calizos. Este cambio de paisaje se nos hace patente al llegar a la ermita de San Pedro, en Azoños, desde donde se nos presenta hacia el norte una amplia panorámica de la llanura que hemos dejado atrás y, hacia el sur, un horizonte de continuas lomas despierta nuestra curiosidad invitándonos a continuar. Siguiendo la carrera descendemos hacia la depresión de Maoño, una pequeña llanura abierta al valle de Camargo.

El palacio de los Portilla parece que nos da la bienvenida a Maoño. Ya divisamos la iglesia de San Vicente rodeada de mieses y cuetos, muy cerca la casona de los Torre-Tagle. Seguimos nuestro camino por la carretera que nos lleva de nuevo hacia el Norte, esta vez en dirección al barrio de La Jaya y a San Mateo. A estas alturas del camino, al llegar al parque de La Jaya, no es difícil caer en la tentación de sentarse a tomar un respiro junto a la casona de los Molleda. El entorno natural, con un reconocible sabor montañés, favorece el descanso y la relajación. El último tramo de nuestro paseo nos lleva hasta la ermita de San Mateo, donde la hornacina en forma de concha que cobija al santo nos recuerda otros tiempos en los que peregrinos en su ruta a Santiago también se detenían a ese lugar.

 

 

molinodepimenton.igleasi san mateo

 

 

Ruta 4: ALTO DE LLOREO Y ALREDEDORES

 

azoños y maoño

 

 

*Tiempo aproximado: 1hora y media

 

El Alto del Lloreo, con apenas 89mts. De altitud ocupa un lugar central y predominante en el municipio de Santa Cruz de Bezana. Partiendo de la iglesia de la Santa Cruz tomamos el camino que pasando por el cementerio se dirige a Mompía y a Prezanes. A partir del cruce con el camino que proviene de la ermita del Rosario nos adentramos en la apacible mies de Salga por la que discurre el arroyo de Palancate antes de desaparecer en un sumidero en el lugar de la Sotambra. Nos encontramos suaves laderas y lomas donde las praderías nos ofrecen una gran variedad cromática debido a las diferentes siegas de las parcelas. Pequeñas manchas de encinar atlántico y reliquias de antiguos bosques. Para alcanzar desde aquí el alto del Lloreo podemos bordear la ladera Norte hasta Prezanes y tomar el camino asfaltado que por el Este se dirige al depósito de aguas. Otra opción sería tomar directamente el camino empedrado que asciende desde la mies por la ladera Oeste.

 

 

 

  

 

 

Ruta 5: PASEO DE SANCIBRIÁN

 

ruta molinos

*Tiempo aproximado: 50 minutos

 

Esta ruta permite recorrer Bezana de norte a sur, conociendo su pasado agrario y los diferentes espacios naturales que componen este territorio. Una senda peatonal en torno al arroyo Otero recorre el camino entre el molino del Ronzón en Sancibrián y el Molino de San Juan de a Canal en Soto de la Marina. Este arroyo es el cauce principal que atraviesa el municipio y a través de esta senda, quedan definitivamente conectados los pueblos de Sancibrián y Soto de la Marina de una manera segura. No hay pérdida al seguir este sendero desde el Molino hasta el colegio José  Escandón. Será entonces cuando tengamos que cruzar la carretera dirección Este y volveremos a encontrarnos el regato. Después de caminar un par de minutos dejaremos a mano izquierda una llanura, una bolera y un campo de futbol. Será entonces cuando crucemos la Avda Marqués de Valdecilla y continuamos caminando al lado del arroyo atravesando el parque de la Canal. La senda estará marcada de nuevo hasta la carretera Cervantes, en la que nos desviaremos a la derecha y luego dos veces a la izquierda para acabar llegando al Molino de San Juan de la Canal.

 

 

 

 

Ruta 6: EL ALTO DE LA CIGÜELA

 

 

 

altociguela

 

*Tiempo aproximado: 1hora y media

 

Cogeremos el camino que sale junto a la pista polideportiva y tras un cómodo recorrido de unos 500 m nos encontraremos un pequeño barrio de casas con un cruce que deberemos coger a la derecha. Pasaremos seguidamente junto a la puerta del Vivero “Sólo Frutales”, donde dependiendo de la época del año podemos aprovechar para comprar algún buen frutal o bien ya la fruta (principalmente manzanas) que aquí se cultiva de manera totalmente ecológica. Mientras caminamos, podremos ir observando las especies mas características de la flora mediterránea y atlántica: encinas, avellanos, castaños, robles…
Pasando este Vivero seguiremos 130 m por el camino que ahora es de tierra hasta encontrar una  desviación a la izquierda que sube un poco empinada hacia el monte. Por ella podemos(o seguir adelante y bajar por esa ladera después) seguir subiendo hasta la misma cima, conocida popularmente como el Alto de la Gigüela, donde disfrutaremos de una espectacular panorámica de 360° con una preciosa vista a la ciudad de Santander y a su bahía, la práctica totalidad del Municipio de Santa Cruz de Bezana, e incluso si la bruma lo permite, podremos ver las estribaciones de la Cordillera Cantábrica y los Picos de Europa.

Además si las fuerzas nos acompañan podremos caminar hasta otras peñas cercanas pertenecientes al macizo de Peñas Negras que, según antiquísimas leyendas, es el lugar de enterramiento de Tubal, uno de los hijos de Noé. Después de disfrutar de la vista debemos volver unos 50 m por donde hemos subido, paro antes de empezar a bajar, desviarnos hacia el oeste por una senda que sigue la divisoria hacia otras cimas vecinas. Tras pasar por debajo de unos Eucaliptos podemos ver ya otra vista, esta vez menos atractiva, de la gran brecha abierta por la Cantera que se encuentra en explotación en terrenos ya del municipio colindante. De aquí comenzaremos el descenso primero por pista y luego por sendero, hacia otro pequeño bosquete de Eucaliptos, donde deberemos tirar hacia nuestra izquierda por un camino de herradura hacia la vaguada que va a dar al mismo camino por el que ascendimos a través de una bajada un poco escarpada entre la vegetación de matorral que ocasionalmente pasta el ganado. Ya en este punto retomamos el camino de tierra, que tras volver a pasar junto al vivero de frutales nos llevará de nuevo al aparcamiento del pueblo, donde podemos tomar algo en el bar del pueblo que aquí nos estará esperando.