Un nombre de lugar

 

nombre1.jpgSobre el topónimo Bezana, se han vertido regueros de tinta, a cada cual más disparates. Según unos, guarda relación con elnombre de persona Vetius que le otorga la acepción de "unidad de poblamiento, del tipo villae, orientada hacia la producción agropecuaria y bautizada con la denominación de su primitivo propietario".

Para otros, más apegados al terreno, procede del verbo latino versare "girar, dar vueltas, revolver" con la sugestiva significación de "haza, porción de tierra labrantía" o de sembradura, "dada la fertilidad de este enclave costero". Por último, hay quien se remonta a otras latitudes para aventurar que proviene de la voz Bezante "figura redonda, llana y maciza de metal" o bien, del vocablo latino Byzantius "antigua moneda bizantina de oro y plata", apoyándose en la existencia de un puesto de compraventa de moneda en el actual barrio de Sancibrián llamado Bergoneo hacia el S.XII. Sugestivas hipótesis que, a buen seguro, harán más atractiva tu visita ¿verdad?

Evocación de un glorioso pasado histórico

nombre2Durante la larga noche de los tiempos, nuestro antepasado, el hombre prehistórico, busca acomodo en las agrestes tierras de la actual localidad de Maoño y en los pronunciados y recoletas calas de la villa de Soto de la Marina para subsistir con la práctica de la caza y la pesca marítima.

Con la llegada de las legiones romanas, un rico hacendado, denominado Vetius, establece un fundus o explotación agropecuaria en este fértil valle que deja una permantente huella en el topónimo Bezana.

Sin embargo, este territorio entra en las páginas de la historia, gracias a la señorial dama doña Eylo y a su marido, Vellido Monioz, que donan varias heredades, radicadas en Igollo y Santa Cruz de Bezana, al poderoso dominio monástico de Santillana en el año 1025 -S.XI-

nombre3Un siglo más tarde, la ambición territorial del abad de San Emeterio o Santander se pone de manifiesto al ejercer su poder sobre las iglesias y lugares de Maoño, Azoños, Valmoreda, Sancibrián y Santa Cruz de Bezana.

A finales de la Edad Media -S.XIV- el señorío de la Abadía de Santander se fracciona en dos nuevas circunscripciones: una, la Abadía de dicho título y otra, la de la Real Abadía de Santander constituida por los términos locales de Maoño, Azoños, Mompía, Prezanes, Sancibrián, Valmoreda y Santa Cruz de Bezana, en calidad de capital.

Última actualización el Lunes, 30 Abril 2012 08:34

Volver