Soto de la Marina

Iglesia de San Salvador de Vivero

Bonita iglesia localizada junto al cruce de entrada a San Juan de la Canal en lo que antiguamente era un promontorio desde el que se divisaba todo el lugar de Soto y que fácilmente estaba rodeado de marisma de lo que se deduce el topónimo actual del pueblo.

El culto al que se dedica este lugar se estima que se remonta al s. IX y más concretamente al reinado de Ordoño I, aunque los restos más antiguos visibles son los contrafuertes del muro norte que datan de los siglos XV-XVI.

arqreligiosa18
Altar principal con los antiguos frescos.
Gentileza de D. José Antonio Cavada.

Antes de hablar del edificio antiguo y que hoy en día se está excavando, vamos a detenernos en la morfología del actual, la cual nos va a ayudar a comprender la evolución que ha sufrido desde sus orígenes. Consta, en primer lugar de una torre campanario independiente adosada al templo en su lado oeste. La torre, a su vez, consta de cuatro alturas perfectamente definidas, en la base se abren tres puertas repartidas en cada lado y elaboradas en sillar y en forma de arco de medio punto, desde la base también se inicia el tramo de una escalinata que termina en la base de lo que es la segunda planta de la torre y ante un vano rectangular que da entrada al interior justo a la altura del coro y que antiguamente servía de escuela de primeras letras hasta que la misma deja de funcionar a principios del s. XX. Por el tercer tramo accedemos al campanario que remata robustamente el conjunto y que consta de cuatro vanos formados en arco de medio punto.

El resto de la obra está formada de tres naves cubiertas por techumbre a dos aguas y bóvedas de medio punto con nervadura y arranque en pilastras laterales. Este conjunto debe, por lo tanto, soportar fuerzas importantes sobre los muros por lo que toda la obra está rodeada de contrafuertes, destacando como ya hemos dicho los del lado norte por su antigüedad. Al sur se abren dos grandes puertas de acceso dando paso la de la derecha al interior del templo, mientras que la otra forma parte de un todo continuo que constituía una antigua capilla del s. XVII adosada perpendicularmente a lo que hoy es la nave lateral izquierda y antes constituía una sola capilla aún más antigua, hecho éste que atestiguan los contrafuertes exteriores, su vano cerrado y la nervadura y decoración de su bóveda claramente distinta del resto de la actual iglesia.

El pasillo de la nave central y el resto de la iglesia se sitúan sobre lo que era un cementerio adosado a la anterior ermita, las necesidades de ampliación lo taparon pero este hecho no supuso el cese de los enterramientos sino que se siguió en esta tarea hasta que por ley se estableció que los mismos se hiciesen fuera de las iglesias allá por principios del s. XIX. También tenemos constancia de que ante la capilla de Santiago se daba sepultura solamente a los niños y que incluso esa capilla que hoy se encuentra cerrada por el muro norte se continuaba fuera del mismo por lo que las excavaciones que se pretenden realizar deberían dar constancia de ello además de constatar la morfología real de la antigua construcción.

Volviendo al interior de la iglesia se debe mencionar la fecha existente sobre uno de los arcos situados encima del coro y que daría idea de su ampliación, la fecha marca el año de 1770 pero existen dudas de que sea correcta ya que existen contradicciones documentales y además junto a ésta vemos otra que debería ser coetánea ya que se sitúa en una parte de la iglesia levantada al mismo tiempo. A esta reforma pertenecerían el nuevo tramo lateral del muro sur, la nave central y el propio coro.

Recientemente se han descubierto unos frescos situados en el ábside y correspondientes al trabajo del maestro Juan Álvarez, discípulo a su vez de un importante maestro austríaco que tras la Guerra Civil realizó diversas obras para la Compañía de Jesús.

Ermita de San Juan de la Canal

arqreligiosa19
Perspectiva desde el lado sur.

Ubicada en la desembocadura de la ría del mismo nombre, esta ermita data de mediados del s. XVII. Su aspecto nos recuerda a otras construcciones coetáneas como la de San Cipriano y la de las Nieves. Consta de una nave elaborada en mampostería la que se adosa un presbiterio rematado por tejado a cuatro aguas y un tejadillo que recubre el acceso de reciente factura.

En su interior destacan las imágenes del Cristo de la Vera Cruz de Agüero del s. XVII, la de San Juan del XVII que fue salvada de un incendio así como la Virgen del Carmen de fines del s. XVIII.

También se puede destacar una hornacina con forma de concha del peregrino, al igual que ocurre en San Mateo.

Esta ermita era muy apreciada por los marineros que llegaban a puerto después de una singladura y en recuerdo de aquello se ha construido un atril con la forma de la quilla de un barco utilizado para la lectura del Evangelio. También se le ha añadido una rueda de molino en el altar en recuerdo de los molinos maquileros existentes en toda la zona, no en vano, en la otra margen de la ría y justo en frente de la ermita todavía se conservan los restos de uno de aquellos.

arqreligiosa20
Altar.

4Ermita de Ntra. Sra. de las Nieves

arqreligiosa21
Ermita de Nuestra Señora de las Nieves

Esta pequeña ermita data de finales del siglo XVII a expensas del testamento de Dña. María del Pedrajo oriunda del lugar, aunque quien la manda levantar es su hijo D. Juan del Rusoto, párroco de Soto de la Marina.

Su construcción es sencilla a base de mampostería y sillar en esquinales tratándose de una sola nave con cubierta a dos aguas excepto el presbiterio que tiene caída a cuatro aguas; ambos muros laterales poseen contrafuertes a pesar de las reducidas dimensiones del conjunto. Destacar que es la única ermita del municipio orientada al oeste, igualmente extraña es la advocación inusual en zonas costeras como es esta de Soto de la Marina.

Última actualización el Lunes, 30 Abril 2012 08:34

Volver