UA-59404685-1

Mompía

Arquitectura religiosa - Mompia

Ermita de Nuestra Señora del Rosario

Situada en un lugar privilegiado se levanta esta ermita dedicada a la Virgen del Rosario, culto que se circunscribía a los pueblos de Prezanes y Bezana además del de Mompía.

Sustituye ésta a una anterior levantada en sus proximidades y que databa de la Baja Edad Media. Su sustitución vino provocada por los continuos gastos y reparaciones que debía hacer frente con periodicidad, lo cual, provocó que D. Francisco López del Diestro, dejara escrito en su testamento desde Méjico la cantidad precisa para correr con los gastos de su construcción. De esta manera se presentaron diversos proyectos dirigidos por el arquitecto municipal de Santander D. José Alday rechazados por lo costoso de los mismos hasta que se aprueba el definitivo con lo que la construcción de esta nueva ermita es una realidad ya el 7 de septiembre de 1824, fecha en que se declara concluida la obra, aunque hasta 1829 no se confirma el patronazgo que existía sobre la anterior.

La nueva construcción se realiza enteramente en sillar dando una sensación majestuosa y robusta lo cual sólo puede ser justificado por la antigua devoción que concitaba a numerosos fieles de la comarca ya que si hoy en día el viajero se acerca hasta la ermita le extrañará que sea una construcción de tan grandes proporciones dentro de un pueblo pequeño como es este de Mompía.

Su planta es de cruz latina orientada al este con cubierta a dos aguas. Lo alto de sus muros y el peso de la techumbre obligan a la utilización de contrafuertes; la disposición de éstos al igual que la de los vanos y al ser una ermita que no tiene una clara diferenciación de los volúmenes le confieren una sensación muy harmoniosa.

arqreligiosa6 Exterior de la ermita del Rosario

La fachada que da acceso está orientada al sur y se caracteriza por su sobriedad. En el dintel de la puerta hallamos la inscripción acerca de la advocación del templo a la Virgen del Rosario y su dedicación a los tres pueblos ya mencionados. La puerta está flanqueada por sendos contrafuertes de los que sobresalen dos resaltes que serían el arranque de una bóveda proyectada y que llegaría hasta el muro exterior, pero finalmente esta idea queda desechada y no se llega a realizar. Las cornisas son de piedra trabajada y recorren todo el alero. Del mismo modo que se puede acceder por el sur, lo podemos hacer por su lado oeste donde en su sobria fachada encontramos una puerta de entrada con su tejadillo a modo de voladizo. Este puerta es igualmente adintelada y en el esquinal entre sur y oeste hallamos un reloj de sol perfectamente conservado elaborado en 1819. La espadaña es una construcción simple que ensalza el carácter neoclásico del conjunto; en su día tuvo dos campanas pero la Guerra Civil, como en tantos otros lugares, empleó una de ellas para fundir y obtener el metal necesario para la elaboración de munición.

En su interior apreciamos cinco bóvedas de arista sustentadas por arcos fajones que derivan en pilastras y dirigiendo la mirada hacia el altar se contempla un hermoso retablo neoclásico de 4,40 m. de alto por 2,80 de ancho y profusamente decorado por dorados y frescos de vivos colores.

arqreligiosa7
Altar y retablo principal.

En el retablo resaltamos la imagen de la Virgen elaborada en madera policromada y cuya datación es bastante difícil aunque podemos asegurar que se trata de una talla muy antigua. La Virgen se encuentra dentro de una hornacina que, a su vez, se  sitúa dentro de un marco arquitectónico de orden corintio con columnas, frisos, metopas y frontón que lo confirman. A los lados de la Epístola y del Evangelio aparecen San José con el niño y el Sagrado Corazón de Jesús además de San Antonio de Padua y San Agustín. Coronando el retablo aparece la figura de San Juan Bautista y una representación alegórica de Dios en forma de ojo que todo lo ve.

Bajo las calles laterales se encuentran los accesos que dan entrada al deambulatorio por el que se llega al camarín de la Virgen. Consta de mesa-altar sin sagrario ni relicario e igualmente elaborado en madera.

En el crucero se encuentran las capillas dedicadas a la Dolorosa y a San Francisco y del mismo estilo que el altar principal.

Antaño las fiestas dedicadas en honor de la Virgen del Rosario eran muy concurridas y a ellas acudían fieles no sólo de los alrededores sino de toda la comarca siendo un centro de devoción mariana de cierta importancia y comparable con el de la Bien Aparecida.

arqreligiosa8
Detalle de la hermosa talla de la Virgen del Rosario.

Última actualización el Lunes, 30 Abril 2012 08:34

Volver